EL HABITÁCULO DEL SOÑADOR

Archive for the ‘Mis poesías, pa ligar’ Category

“Miro hacia atrás y no veo mi sombra, ¿Dónde estas? Me asomo a la ventana y no escucho las hojas de los árboles silbar, ¿Se habrá ido el viendo primaveral? Ni tan siquiera producen ya el sonido que me recordaba la mar. En el campo las flores secas en silencio están, sin ninguna gota de rocío que les devuelva el despertar con su colorido brillo plenamente vital. Horas muertas transcurren lentas, pero más lentas son las escasas aguas que desde la fuente se oyen brotar. Ya ni el amanecer se ve acercar, la noche lo consume todo. El todo se vuelve oscuro. Sombrío lucidamente mi ser. Oscuro mi parecer”.

Dos corazones que cruzan miradas en busca de palabras que hacen que las dos almas reconozcan que solo sienten que se necesitan más que nada y que no existe distancia suficiente que las separa. Se buscan aunque sienten que no son buscadas estas dos almas, ambas marcadas entre ellos por un sentimiento muy profundo para siempre. No entienden de soledad cuando se reúnen en busca de la compañía del alma ajena, movidos por un impulso que hasta entonces en sus vidas era totalmente desconocido. Hace mucho tiempo que se conocen, que son amigos, más ahora que han descubierto que pueden ser algo más, se han hecho inseparables aunque a veces muestren que lo que existe entre ellos sea una unión vulnerable. Ellos saben y sienten que no pueden ni tan siquiera imaginarse ser separados y menos por motivos que son tonterías por el estilo de dos críos. Llevan juntas poco tiempo, más parece que el breve tiempo es externo y que juntas continuaran para siempre en la eternidad.

Posted on: febrero 15, 2008

“Somos como dos gotas, cuando por fin nos encontramos encima de la nube caemos, distanciándonos, golpeándonos en la tierra dura y seca. Solo cuando se humedece nos volvemos a encontrar formado un gran charco. Y es cuando subimos de nuevo en la nube, juntos…¿El ciclo del amor?”

 

Posted on: diciembre 18, 2007

“En silencio se oyen los pensamientos, el latir del corazón, pero también es más profundo el dolor” By David

Y sí, en silencio es cuando uno más sufre, cuando uno escucha su interior, cuando descubre su ego interior….

Un gran monte lejano se observa. Camino, más no se me acerca. Corro, pero más se aleja. Sigo corriendo, y que lejos se ve, y que lejos se te ve. Estoy cansado, pero no quiero parar, no puedo, más las circunstancias me obligan ha abandonar. No quiero, yo sigo, solo, yo camino, solo, pero no olvido que tan solo tengo una oportunidad. Ayer avancé cinco kilómetros, hoy retrocedo cuatro, mañana ¿cuantos avanzaré? ¿Cuántos retrocederé? No puedo parar, ya que lejos ahí estas, tengo que avanzar, y juro ante Dios que mi deseo es llegar. Sin embargo, solo no puedo escalarlo, no hay nadie que me eche una cuerda. Solo no se llegar a la cima. No tengo fuerzas, sigo, pero me agoto. Al final, ¿el camino andado habrá sido recorrido en vano, o no? Tarde es volver hacia atrás, pero nunca es tarde para avanzar. Para volverlo a intentar.

Veo el monte borroso, me seco los ojos, pero no lloro. Paro, aquí término. Empezaré de nuevo, aunque no estés conmigo…


Han pasado por aqui

  • 25,657 aventureros/as
Blogalaxia hit counter